Bienvenido al mundo de la toalla.

Muchos de nuestros clientes llegan a nosotros con un mensaje claro “quiero hacer algo pero no sé exactamente el qué…”

Nosotros sabemos que en la mayoría de estas ocasiones se dispone de un presupuesto ajustado con el que se pretende crear la mayor obra de arte mundial.

Variables imposibles de combinar consiguiendo hacer algo con cara y ojos.

Así que en muchas de estas ocasiones, y por supuesto si encajan las premisas, proponemos hacer una toalla personalizada como producto promocional estrella.

Sí sí, una TOALLA.

“¿¿una toalla?? no lo veo, no sé”. Pues nosotros sí que lo vemos y lo sabemos.

Es por ello que te vamos a explicar el gran poder publicitario que tienen las toallas, desconocido por la mayoría.

Empezaremos tirándonos flores diciendo que pocas empresas más de nuestro país conocen el sector de las toallas mejor que nosotros y son capaces de fabricarlas de buena calidad y a un precio adaptado.

Por otra parte ¿te has planteado alguna vez  la presencia que tienen las toallas en nuestro día a día?

Cuando nos levantamos lo primero que solemos hacer es ir al baño donde…¡voilà! nos encontramos con un par de toallas como mínimo (normalmente ducha y manos) a las que hay que sumar las de tocador y bidé para los casos más específicos. Así que, en menos de treinta segundos desde que has salido de la cama has interactuado con al menos, una toalla.

Sales de casa.

Ah! Mira tu por donde que hoy vas al gim o a yoga, quizás a nadar un rato… ¿vas con mochila?  cuéntame ¿cuántas toallas llevas dentro para la ducha o para poner en la máquina que toque para no dejar en ella el sudor, en la esterilla de suelo etc…mmmmm… mínimo una toalla va en tu bolsa de deporte ¿o no?

Ah bueno, que no llevas toalla porque en tu gimnasio te la facilitan; pues eso, otra toalla con la que estarás en contacto.

Durante el día quizás pases también por algún sitio en los que el uso de toalla esté integrado: puedes ir a darte un masaje, a la peluquería, a un centro de estética etc.

Sumemos otra toalla al recuento del día.

Y no te digo más si encima estamos en verano y vives cerca de la playa: ¡una toalla más!

Vaaale, que tu vives en el interior. Coge la toalla y corre a darte un chapuzón a la piscina 🤪

En un día como éste has podido necesitar una media de 3 toallas diferentes. Múltiplica este número por el de personas y usos que hay. El resultado es infinito. Lo curioso del caso es que personas de todas las edades y sexos necesitarán usar toallas cada día; se llamen Maria o Pepito; tengan 16, 35 o 70 años.

Si además las personalizamos con tu logo muchísimas personas estarán en contacto con una pequeña parte de tu empresa constantemente, a todas horas y en muchísimos lugares.

Así que en Promoprice la experiencia de todos estos años nos da los argumentos suficientes para proponer la toalla como un buen producto promocional.

Además de que todos las usamos, lo hacemos en múltiples ocasiones y en escenarios muy diferentes, llegamos a la conclusión de que una toalla es necesaria y útil cada día.

Aquí te dejamos algunos de nuestros ejemplos:  http://promoprice.es/promocional/textil/